La Voz de César Vidal

Editorial: Patriotas y nacionalistas - 17/11/23

November 17, 2023 César Vidal
Editorial: Patriotas y nacionalistas - 17/11/23
La Voz de César Vidal
More Info
La Voz de César Vidal
Editorial: Patriotas y nacionalistas - 17/11/23
Nov 17, 2023
César Vidal

El editorial de César Vidal.

______________
Suscríbete a CesarVidal.TV y escucha este audio antes que nadie y sin publicidad: https://www.cesarvidal.tv


Prepárate para sumergirte en una reflexión llena de profundidad y claridad con nuestro invitado especial, César Vidal. En esta conversación, César, como exiliado, nos regala su perspectiva única sobre dos conceptos a menudo confundidos: el patriotismo y el nacionalismo. Te prometemos que su agudo análisis te permitirá comprender estos dos conceptos en toda su complejidad, mostrándote cómo el patriotismo se basa en un amor auténtico por la nación y una deseo de buscar lo mejor para ella, mientras que el nacionalismo se alimenta del odio y la idealización.

En este episodio, César Vidal nos desvela cómo el patriotismo se opone al gobierno cuando este es perjudicial para la nación y cómo se mantiene crítico y consciente de la realidad nacional. Mientras tanto, el nacionalismo tiende a ignorar la realidad, defendiendo al gobierno sin importar sus fallos y culpando a los demás de sus fracasos. Sin duda, esta conversación te dará mucho en qué pensar y te proporcionará una nueva perspectiva sobre estos importantes temas. ¡No te lo pierdas!

Support the Show.

Show Notes Transcript Chapter Markers

El editorial de César Vidal.

______________
Suscríbete a CesarVidal.TV y escucha este audio antes que nadie y sin publicidad: https://www.cesarvidal.tv


Prepárate para sumergirte en una reflexión llena de profundidad y claridad con nuestro invitado especial, César Vidal. En esta conversación, César, como exiliado, nos regala su perspectiva única sobre dos conceptos a menudo confundidos: el patriotismo y el nacionalismo. Te prometemos que su agudo análisis te permitirá comprender estos dos conceptos en toda su complejidad, mostrándote cómo el patriotismo se basa en un amor auténtico por la nación y una deseo de buscar lo mejor para ella, mientras que el nacionalismo se alimenta del odio y la idealización.

En este episodio, César Vidal nos desvela cómo el patriotismo se opone al gobierno cuando este es perjudicial para la nación y cómo se mantiene crítico y consciente de la realidad nacional. Mientras tanto, el nacionalismo tiende a ignorar la realidad, defendiendo al gobierno sin importar sus fallos y culpando a los demás de sus fracasos. Sin duda, esta conversación te dará mucho en qué pensar y te proporcionará una nueva perspectiva sobre estos importantes temas. ¡No te lo pierdas!

Support the Show.

Speaker 1:

Recuerda que puedes escuchar este audio horas antes de su estreno y sin publicidad, suscribiéndote en César Vidaltv.

Speaker 2:

Muy buenos días, muy buenas tardes, muy buenas noches y muy bienvenidos a esta nueva singladura de la voz. Soy César Vidal. Hoy es el viernes 17 de noviembre de 2023 y me dirijo a los hispanoparlantes de ambos hemisferios, a los situados a uno y otro lado del Atlántico y del Pacífico, y, como siempre, lo hago desde el exil Corría de año 1969 y más concretamente el día 15 de octubre, cuando tuvo lugar una concentración en contra de la guerra de Vietnam en la universidad de Columbia. Fue con ocasión de esa manifestación cuando el alcalde de Nueva York, john Lindsay, afirmó We cannot rest content with the charge from Washington that this peaceful protest is un patriotic. The fact is that this dissent is the highest form of patriotism. Lo que podría traducirse como no podemos estar conformes con la acusación de Washington de que esta protesta pacífica es anti-patriótica. La realidad es que esta disidencia es la forma más elevada de patriotismo. La afirmación del alcalde tenía, sin ningún género de dudas, una enorme relevancia.

Speaker 2:

Hay gente que considera que oponerse a la política del gobierno es una conducta contraria al patriotismo. Hay gente que considera que oponerse incluso a una guerra en la que interviene su país es anti-patriota. Hay gente que considera que enfrentarse con la posición oficial de una nación es anti-patriota. Sin embargo, en no pocas ocasiones la realidad es totalmente la opuesta. El patriota, el verdadero y auténtico patriota, es precisamente aquel que se opone a un gobierno que es dañino para su nación, a una guerra injusta en la que está participando su nación, a una posición oficial de su nación que no es la que le beneficia. Por supuesto, asumir ese tipo de conducta es arriesgado y puede incluso revelarse mortal, pero no pocas ocasiones es la forma más elevada, más limpia y más noble de ser patriota.

Speaker 2:

En las últimas horas hemos tenido nuevas noticias sobre el abismo que media entre ser patriota y ser nacionalista. Sin ánimo de ser exhaustivos, los hechos son los siguientes. Primero, el patriota ama y ama profundamente a su patria. El nacionalista necesita además odiar otras patrias. Segundo, el patriota no se considera superior. Por amor a su patria, el nacionalista necesita señalar como inferiores a otros. Tercero, el patriota asume la historia de su nación de manera completa, veraz y crítica, aunque implique reconocer con sinceridad que en ella aparecen páginas negras. El nacionalista cree en una visión mítica y falsa de su nación, en la que nada es negativo y lo que pueda haber de ese jaed se falsea y se compara con la de otras naciones, señalando que siempre son peores. Cuarto el patriota reconoce la parte de sus compatriotas en los errores y fracasos nacionales y no reúye las responsabilidades que le puedan corresponder en ellos. El nacionalista culpa siempre de las desgracias a todos, menos a sus compatriotas.

Speaker 2:

Quinto el patriota se enfrenta con su propio gobierno. Si estima que es necesario en aras del bienestar nacional y de la justicia, el nacionalista defiende a su gobierno, aunque cometa las mayores atrocidades. Sexto el patriota ama a su patria y precisamente por eso no cierra los ojos ante la realidad pasada, presente y futura. El nacionalista convierte en idolo a su nación y jamás ve la verdad que contradice sus prejuicios. Séptimo el patriota sabe escuchar y analizar lo que expresa a alguien que tiene otras ideas políticas, económicas y sociales porque, aunque no las comparta, no descarta poder aprender algo útil. El nacionalista es incapaz de abrir los oídos y los ojos a una visión que no sea la suya. Ochtavo el patriota no necesita demonizar a otras patrias para sentirse bien, ya que tiene la capacidad de aceptar lo bueno que pueda existir en otras naciones y culturas. El nacionalista precisa de la satanización de otras naciones para sentirse bien. Noveno el patriota analiza el pasado de manera veraz para poder comprender el presente e intentar mejorar el futuro. El nacionalista difunde una visión falsa y manipulada del pasado para poder tergiversar el presente y construir un futuro a su gusto.

Speaker 2:

Décimo el patriota siente empatía hacia otras patrias y ve con desagrado e incluso horror la injusticia la cometa quien la cometa. El nacionalista no siente ninguna empatía hacia los demás y está dispuesto a perpetrar, justificar y legitimar cualquier injusticia que crea que beneficia a su nación. Un décimo el patriota, con sus conductas y acciones, tiene la posibilidad de construir un mañana mejor. El nacionalista, con sus conductas y acciones, impide que exista un mañana mejor para los suyos y para los demás y contribuye a que los problemas jamás se exolucionen, se inquisten e incluso empeoren. Y do décimo el patriota sabe que el mejor patriota es el disidente, porque asume los riesgos de enfrentarse con su gobierno, con sus instituciones e incluso con algunos de sus compatriotas. Por el bien de la nación, el nacionalista pretende que el disidente sea criminalizado y reducido al silencio, la cárcel, el exilio e incluso el exterminio. Para millones de personas, patriotismo y nacionalismo son equivalentes. Ser patriota equivaldría a defender al gobierno y a la nación en todas las ocasiones, contemplar a los demás con una sensación de superioridad y culpar siempre de los males patreos a cualquiera, menos a los habitantes de esa nación. Semejante visión es ciertamente propia del nacionalismo, pero es todo lo contrario del patriotismo.

Speaker 2:

El patriota ama sincera, profunda y entrañablemente a su nación, pero precisamente por eso conoce su historia y no está dispuesto a aceptar ni mitos ni leyendas doradas. Porque conoce la historia, sabe las raíces de las desgracias pasadas y presentes y pretende cambiar el futuro, razón por la que no aceptará jamás ocultar la verdad del pasado ni disfrazarla con los colores de la mentira. Porque es consciente de los aspectos negros de su historia. No los negará nunca, sino que los reconocerá con valentía e intentará que no se repitan en el futuro. Porque ama a su patria por encima de partidos e instituciones, no someterá su razón a los políticos ni creerá que las instituciones van a solucionar los problemas nacionales por sí solas. Porque desea lo mejor para su patria, no tolerará las conductas inmorales llevadas a cabo por el gobierno, las castas dominantes, los poderosos o los medios de comunicación, sino que denunciará todo lo que pueda dañar a su patria. Porque ansía un futuro mejor para su patria, rechazará cualquier política realizada sin moralidad y sin consideración humana, ya que esas políticas pueden aparentar obtener un tribufo a corto plazo, pero a medio y largo plazo siempre resultan desastrosas.

Speaker 2:

Todas las naciones del mundo necesitan patriotas. El nacionalismo, por el contrario, es una peste corruptora para cualquier nación, una peste que divide, una peste que fractura la sociedad, una peste que corrompe, una peste que miente sistemáticamente sobre el pasado y el presente y una peste que siempre acaba teniendo pésimas consecuencias. Confundir el patriotismo con el nacionalismo es uno de los peores errores en que puede incurrir cualquier nación y cualquier ciudadano de esa nación. Pero no se dejen llevar por el desánimo, la frustración. Y es que, a pesar de que los poderosos muchas veces parecen gigantes, es solo porque se les contempla de rodillas. Y ya va siendo hora de ponerse en pie. Mientras tanto, en el tiempo que han necesitado ustedes para escuchar este editorial, la deuda pública española aumentado en más de 7 millones de euros y una parte no pequeña deriva de esa peste repugnante y dañina que recibe el nombre de nacionalismo. Muy buenos días, muy buenas tardes, muy buenas noches. Les ha hablado César Vidal desde el Exilio. ¡que Dios los bendiga.

Speaker 1:

Esta sección está patrocinada por Crowdfunding con el siguiente mensaje Nuestro Señor Jesucristo, el único Dios verdadero, es misericordioso y nuestro Salvador.

Diferencia Entre Patriotismo Y Nacionalismo
El Patriotismo Frente Al Nacionalismo